Ver la galería de imágenes en línea en:
https://prissa.com.mx/vega-clara#sigFreeId5e13545cf3

MARIO 12 está elaborado con uva proveniente de un viñedo muy especial de 40 años de edad situado en la localidad vallisoletana de Quintanilla de Onésimo.

La añada 2012 se caracterizó por un verano típico de la zona, cálido, de noches frescas a partir del mes de agosto, como es habitual en la Ribera del Duero, y que nos proporcionó un color espectacular.

Durante el día, sin embargo y como de costumbre en la zona, se alcanzaron temperaturas superiores a los 40º en varias ocasiones. En cuanto a la pluviometría de la añada fue baja aunque acorde con lo habitual. Todo esto se tradujo en una añada de alta madurez polifenólica de la uva y de un gran equilibrio.

La vendimia fue en fechas típicas para la Ribera de Duero, comenzando el 6 de Octubre y prolongándose durante los 12 días siguientes.
Se puede afirmar que estamos ante una de las mejores añadas de Ribera del Duero de este último decenio, habiendo sido calificada como MUY BUENA.

 

DIEZ ALMENDROS 2013 es una mezcla de vinos elaborados a partir de dos tipos de variedades, como ya viene siendo habitual en Vega Clara. Como no puede ser de otro modo en la Ribera del
Duero, la variedad mayoritaria es la reina del Duero, la Tempranillo en un 75%. La mezcla se completa con un toque muy especial, un vino de una variedad singular y muy afrutada que es el
secreto mejor guardado de Vega Clara…

Los viñedos de los que provienen las uvas que elaboramos para hacer el DIEZ ALMENDROS, son viñedos jóvenes, de una media de 20 años de edad, sin embargo también utilizamos viñedos de tan
solo 7 u 8 años de edad que nos aportan la juventud y la fruta que buscamos para nuestro vino. El terruño de estos viñedos es muy pobre y mayoritariamente calcáreo La añada 2013 se caracterizó por ser una añada atípica, más fresca de lo habitual en la Ribera del Duero, lo que provocó una maduración más lenta y equilibrada que se traduce en una mejor acidez de los vinos de lo habitual para nuestra zona. Las vendimias fueron tardías para la costumbre de la
zona.